El peine y su evolución

91 376 31 01
El peine y su evolución

Como centro de peluquería unisex en Fuencarral, Madrid, queremos hablarte en este espacio sobre el peine y sus orígenes.

Al parecer, este artículo surgió en Babilonia. Allí se realizaron unas cuantas mejoras a un instrumento con espinas de planta que era empleado para alisar los cabellos. Algo después, empezaron a fabricarse nuevos peines usando huesos y fragmentos de madera.

Los egipcios jugaron un papel determinante en la evolución del peine. Le daban una consideración de artículo de lujo. Por aquel entonces, dicha herramienta llevaba incrustaciones de piedras preciosas y oro. ¿Sabías que a la mítica Cleopatra le gustaba alisar su melena con un peine hecho con huesos de pescado?

Como centro de peluquería unisex en Fuencarral, Madrid, de referencia, queremos explicarte que los romanos desarrollaron un peine con muchas semejanzas con los que utilizamos nosotros. Aquel modelo, portátil y de tamaño más reducido, solía usarse en los descansos de los combates que tenían lugar en el coliseo.

En la Edad Media, se empezaron a fabricar peines con base de plomo. Lo común era usarlos para oscurecer y esconder los cabellos pelirrojos.

También nos gustaría contarte que el famoso rey Luis XIV ordenó que le hicieran peines de oro y plata maciza con motivos de piedras preciosas.

De objeto de lujo a artículo cotidiano, el peine fue haciéndose un hueco en todos los estratos sociales. Actualmente, es un instrumento común, simple y barato, pero indispensable en el cuidado del cabello.

No dudes en contactar pronto con LLONGUERAS MIRASIERRA. Te esperamos en nuestro centro.